Turismo

Tendencias del turismo mundial
En 2004, 760 millones de personas se desplazaron por el mundo con fines turísticos (lo que representa un aumento del 10% respecto a las cifras de 2003). El turismo mundial continuaría la tendencia del alza que se inició en el año 2004 y crecería en 2005. De acuerdo al Barómetro del Turismo Mundial ni los altos precios del petróleo ni los efectos devastadores del maremoto ocurrido el 26 de diciembre en el sudeste asiático impedirían que el turismo crezca durante este año un 5%.

El turismo es uno de los sectores de la economía planetaria que experimenta un mayor crecimiento. Representa cerca del 7% de las exportaciones globales de bienes y servicios y ocupa el cuarto lugar en el ranking, luego de las exportaciones de químicos, productos automotores y combustibles. En relación con las exportaciones de servicios, el turismo representa el 30% del total de ingresos. Las cifras de viajes al extranjero se han triplicado desde 1971 (de 179 millones a 613 millones) y la Organización Mundial del Turismo pronostica un índice de crecimiento anual de 4,3% hasta el año 2020. El año 2005 superaría esa media, de acuerdo a las últimas previsiones de la organización.

Los ingresos por turismo internacional en 2003 aumentaron 40 millones de dólares respecto al año anterior. Mientras en 2002 ascendían a 474.000 millones de dólares, en 2003 alcanzaron los 514.000 millones. Este aumento reflejaría una devaluación del dólar ante otras monedas, especialmente el euro.

El mantenimiento de la buena marcha de la economía global y el hecho de que el impacto del precio alto del petróleo sería menor de lo previsto (por el dinamismo de países como China, que estimularían la demanda) determinarían un crecimiento en el sector, de acuerdo a las previsiones del Barómetro del Turismo Mundial presentadas en febrero de 2005 en una conferencia de prensa en Bangkok, Tailandia. El 5% de aumento previsto para este año supera la media del 4,1% que había venido registrando el turismo mundial hasta su estancamiento en 2001. Mientras el turismo vacacional tendría un comportamiento sostenido, el de negocios marcaría un aumento notorio.
En la reactivación de 2004, Europa muestra los resultados más bajos de todas las regiones: las llegadas de turistas internacionales crecieron un 4%. Según la OMT, 414 millones de personas llegaron a Europa durante 2004 (atraídas especialmente por la oferta de Europa Central y Oriental; el flujo fue bastante más modesto en la Europa mediterránea). Mientras el incremento en la región Asia- Pacífico fue de un 29%, en Oriente Medio alcanzó el 21% (35 millones de turistas internacionales) y en América, aún por detrás del record alcanzado en el año 2000 con 128 millones de turistas, se obtuvo un 10% (equivalente a los 124 millones de personas, debido, en gran medida, a la pérdida del valor del dólar frente a la moneda europea). En África se constató un crecimiento de 7% (con 33 millones de personas a lo largo del año).

Durante 2004, 154 millones de turistas visitaron la región Asia-Pacífico, un aumento del 29% respecto a 2003, cuando se detectó una reducción, debido a la epidemia de neumonía asiática (SRAS). El cataclismo ocurrido el 26 de diciembre dejó abierta para 2005 la interrogante de cómo se recuperaría el sector en la región.

Ola de miseria: Plan de Acción de Phuket

“El maremoto de Asia cierra trágicamente un año turístico excepcional, pero su impacto -durante 2005- será marginal”, dijo Francesco Frangialli, secretario general de la OMT, que señaló que los países azotados por el tsunami representan sólo el 3% del turismo internacional y las zonas específicamente afectadas únicamente un 1%. “El turismo ha aprendido a vivir en medio de la incertidumbre y la inseguridad, pero no se ha derrumbado”, apuntó.

“La ola no hundirá un turismo asiático en plena expansión”, indicó Frangialli, que subrayó que el sector turístico de la región ya demostró su “capacidad para reaccionar rápidamente” durante la crisis económica de 1998. Asimismo, el jerarca confió en la región que mantendrá su condición de “motor del turismo internacional”, adquirida en los últimos años.

El principal propósito de la conferencia de prensa era presentar el Plan de Acción de Phuket adoptado por la OMT recientemente. Esta propuesta tiene el objetivo de acelerar la reactivación del turismo en el océano Índico. Cuatro países recibirían la asistencia del Plan de Acción: Sri Lanka, Maldivas, Tailandia e Indonesia. El Plan de Acción de Phuket no se ocupa de la reconstrucción de la infraestructura ni de los hoteles, sino de proteger los puestos de trabajo en el sector turístico, reactivar pequeñas empresas relacionadas con sector, y recuperar el tránsito de visitantes que hace funcionar esas economías.

Se intenta lograr que el turismo en esos cuatro países emerja de la catástrofe “más fuerte y resistente, con unos sistemas más respetuosos del medio ambiente, una participación mayor de la sociedad civil en el sector del turismo y una mayor permanencia en la comunidad local de los ingresos procedentes del turismo”, de acuerdo al comunicado de la organización. Entre los objetivos secundarios se cuentan el establecimiento de sistemas que refuercen la sostenibilidad de los destinos afectados y la colaboración con el sistema de las Naciones Unidas en la reducción de las consecuencias de las catástrofes en la región.

La prostitución infantil y el turismo

De acuerdo a la OMT, un 20% de los viajeros internacionales hace turismo con fines sexuales. De éstos, cerca de un 3% reconoce tener tendencias pedófilas. Sin embargo, de acuerdo a la organización Global Humanitaria, los procesos judiciales abiertos en la Unión Europea contra ciudadanos que han practicado turismo sexual con menores no superan actualmente la veintena.

Se estima que, según la Organización Mundial de Migraciones, anualmente 30 mil turistas españoles acuden a Sudamérica con fines sexuales. El endurecimiento de las leyes en algunos países asiáticos determinó que muchos turistas cambiaran de destino y se dirigieran a Sudamérica, donde la reglamentación al respecto es más laxa o incumplida. La connivencia policial y el consentimiento implícito de la sociedad y el interés comercial de varias empresas dedicadas al turismo explicarían el fenómeno del sometimiento de menores en servicios sexuales para el turista.

El proyecto “Vigilancia de la prostitución infantil en turismo” es una red abierta creada por la OMT en 1997 como una respuesta al Primer Congreso Mundial contra la Explotación Sexual Comercial de la Niñez realizado en Estocolmo en 1996 contra la explotación sexual comercial de los niños. Este servicio on-line fue creado por la OMT para apoyar a la comunidad internacional y a las organizaciones del sector turístico en la lucha contra la explotación sexual comercial de los niños por parte de las redes turísticas. El servidor contiene una base de datos con los contactos de las Oficinas Nacionales de Turismo y organismos gubernamentales vinculados al sector, líneas telefónicas de urgencia, servicios nacionales y locales de emergencia, leyes nacionales y extraterritoriales en vigor, penas aplicables en casos de abuso sexual, información actualizada sobre documentos de política turística, hechos y cifras relacionados con el tema.

Entretanto, la Comisión Europea ha financiado un número de actividades como la preparación de material explicativo y folletos para las escuelas de turismo en países de la UE, y otros medios audiovisuales para ser expuestos en las líneas aéreas.

Asimismo, la dirección principal del trabajo de la organización ECPAT Internacional es cumplir la Agenda para la Acción aprobada por 122 países durante el Congreso de Estocolmo, observando las gestiones de los gobiernos para combatir la explotación sexual comercial de la niñez, y publicando los resultados, además de proveer capacitación para ayudar a las personas encargadas de proporcionar apoyo a las víctimas.

Por su parte, la organización Global Humanitaria en colaboración con Action Pour les Enfants (con sede en Phnom Penh) lanzó el proyecto “Protect”, que investiga a “turistas” pederastas en Camboya con el objetivo de que se les aplique la ley extraterritorial y que sean juzgados en sus respectivos países de origen. En la capital, Phnom Penh, hay 20 mil niños deambulando por las calles, vulnerables a las redes de prostitución y los pederastas. Es frecuente que los niños y niñas camboyanos pobres acceden a tener relaciones sexuales con adultos a cambio de tan sólo unos dólares. Este fenómeno ha incrementado el número de casos de VIH/SIDA, adicción a las drogas desde edades tempranas y traumas psicológicos irreversibles.

Obtenido de:
http://guiactual.guiadelmundo.org.uy/informes/informe_99.htm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s